10/12/11

Ritual de Navidad para invocar el éxito.



La Navidad es un día especial en que se cierra un
 ciclo en el año y nos predisponemos para la iniciación en unos días muy especiales, en el que fluye muy buena energía ya que recibimos y regalamos felicitaciones, que al igual que en la llegada de Año Nuevo, pediremos Paz y espiritualidad en nuestras vidas

Debemos poner todo nuestro esfuerzo, pensar en un objetivo claro y dar por hecho que el resultado que deseamos ya lo estamos recibiendo. El objetivo principal en este ritual es que el año entrante sea mejor que el saliente. Es por tanto un ritual propiciatorio, de afirmación, con el que queremos potenciar y avanzar hacia algo mejor en todos los sentidos.

 El primer paso es limpiar a fondo la casa, vamos a intentar entrar en el siguiente Año sin arrastrar la "suciedad" del Año que dejamos.
Una vez ya la hemos limpiado de manera física, pasamos a limpiarla de energías negativas. Con un incienso encendido preferiblemente con aroma de limón se comienza el recorrido por toda la casa, simultáneamente se coloca música, preferiblemente relajante para atraer la concentración que ameniza el momento. Pasar el incienso por todos los rincones, haciendo incapié en ventanas y puertas.
La idea del recorrido con el incienso encendido, es para que el humo elimine todas las energías negativas o paralizadas. Purificando lentamente, usa todas las varitas que necesites y tómate tu tiempo en hacerlo.
Paso siguiente, con una rama de hojas de laurel, se barre en sentido hacia la puerta principal toda la casa para simular que se expulsa todo lo que no se quiere en casa (basura, negatividad, etc...).
 Una vez realizados los pasos anteriores,  llegó la hora de escoger la esencia preferida con otro aroma para pasar el un paño de algodón blanco (también se puede con una fregona a extrenar igualmente de algodón y blanca) húmedo por todo el suelo de la casa de esta forma: uno hacia fuera y dos hacia adentro refrescando ese espacio con esencias de miel, girasol, o mandarina.
 Esta limpieza la podemos realizar unos días antes del día de Navidad. Para que la noche de Noche Buena podamos realizar el siguiente ritual.
 Antes de hacer el ritual, cuando nos vestimos y preparamos para la cena de Noche Buena, también nos limpiamos nosotros de la energías negativas, después de ducharnos de la manera habitual, nos frotamos todo el cuerpo con sal gruesa, mientras le pedimos a un ser de luz blanca que nos libere de todo mal y al enjuagarnos vamos visualizando como toda toda la energía negativa se va por el desagüe y nos secamos con toallas blancas.

 Y procedemos al Ritual.
 Necesitamos:
Cuatro velas, una blanca, una dorada, una plateada y una roja.
Esencia de sándalo y aceite de oliva, para consagrar las velas.
Un altar o sitio donde colocaremos las velas, cubierto con un mantel de color blanco.
Papel blanco y lápiz negro.
El color de las velas es importante porque encierra toda una simbología que hay que conocer. La vela blanca simboliza la limpieza y la purificación. Con ella eliminamos todo lo negativo que nos rodea y ayudamos a que el Año Nuevo sea un período limpio y esté libre de los malos augurios. Las velas plateada y dorada nos indican la transición de un metal precioso (la plata) a otro metal precioso (el oro) mucho más valorado. Simboliza el paso hacia algo mejor. La vela roja la utilizamos para potenciar esa transición. 
Consagramos las velas (al final de esta entrada te indico como hacerlo).
Lentamente vamos distribuyendo cada vela en su lugar correcto. La vela blanca en el centro de la parte superior del altar, la plateada en el lado izquierdo, la dorada a la derecha y la roja en la parte de abajo. Nos reunimos alrededor del altar con nuestra familia o con nuestros amigos, si es nuestro deseo, o permanecemos en soledad si no nos apetece compañía o no la tenemos.
Escribimos en el papel blanco con el lápiz negro nuestras peticiones.
Procedemos al encendido de las velas (con cerillas de madera) en el sentido de las agujas del reloj, primero la plateada, luego la blanca, después la dorada y por último la roja.
Dirige tu pensamiento hacia el objetivo que quieres conseguir procurando no distraerte en otras reflexiones, expresa verbalmente tus aspiraciones para el Año Nuevo o pronuncias un texto que tu escribas antes de empezar el ritual. Luego imaginate que ya lo has conseguido, visualiza sin temor que tus deseos se han cumplido.
Se respira una atmósfera de paz. Algo mágico está ocurriendo, tu fuerza mental, ayudada por el fuego, camina hacia un desenlace favorable, lo estás viendo, lo estás sintiendo, lo estás descubriendo.
Oración:
Doy la bienvenida al Espíritu de la Navidad, quien baja a este planeta con la misión de DAR; te saludo, te amo, te reconozco y te bendigo Maestro Natividad. Te doy las gracias por la maravillosa labor de Amor, Alegría y paz que realizas. Abro las puertas de mi corazón, de mi hogar a tu radiación y te reconozco como huésped privilegiado a quien deseo agasajar. Solicito, acepto, recibo y realizo la abundante provisión para la humanidad, para mi familia, para mis amigos y para mí. Invoco la Ley del Perdón y del Olvido y la Llama Violeta Transmutadora para que consuma, transmute, disuelva y libere con Amor todo lo inarmónico en mi hogar y en todo el planeta Tierra, para que la Paz, el Amor, la Armonía, el Equilibrio, la Alegría y el Orden Divino, regalos del Amado Natividad llenen mi vida y la de toda la humanidad.
La oración es orientativa, mi recomendación es que ores con tus propias palabras, sentimiento y fe.

Paso siguiente, se hará una breve meditación invocando desde el espacio del Amor al Espíritu d la Navidad, luego cada quien leerá para sí mismo con mucha FE su lista de peticiones.
Esto se hará antes de la cena y sin haber ingerido licor de ningún tipo en todo el día, pues se trata de un acto espiritual muy íntimo, donde cada quien procurará conservar la mayor pureza y el mayor recogimiento, para alcanzar al Maestro Natividad y a los ángeles.
Ahora se procede a quemar la hoja de peticiones, dirigiéndote mentalmente a los ángeles de la Navidad:
Puedes irradiar las cenizas al viento si estás en un lugar abierto, o guardarlas en un sobre si te encuentras en un lugar cerrado. Si se desea, en este momento se puede decir la oración de gratitud y despedida de la llama, la cual dice:

Gracias a la Presencia de Dios Universal, a sus Ángeles y muy especialmente al Espíritu de la Navidad, quienes nos han asistido este día.
Bendita llama, expresión de la esencia luz de Dios, gracias por tu servicio obediente a la humanidad, regresa ahora al centro corazón de la creación para que seas atraída de nuevo a la acción a través de la invocación de la humanidad para expandir los bordes del reino del padre por todo el infinito. En la unidad de toda vida nos inclinamos y damos gracias por la oportunidad de haber participado en este servicio.
La oración es orientativa, mi recomendación es que ores con tus propias palabras, sentimiento y fe.

Con la música navideña como fondo, al terminar el ritual se reparten abrazos a cada invitado, y sentiremos la luz dorada que se irradia desde el centro del Universo que nos bañará de bendiciones, hay una sensación de Unidad y de Paz.
Dejar consumir las velas hasta el final. Los restos no tirarlos a la basura, se pueden enterrar en una maceta que tengamos en casa o guardar en el fondo de un cajón.

FELIZ NAVIDAD!!!!!!

7 comentarios:

  1. emece3:15

    Hola Carmen!!! Se puede hacer este ritual y un abrecaminos??? La luna creciente comienza unos dias antes de la navidad...pensaba hacer un abrecaminos, ya que me hicieron una limpieza y de verdad estoy muy jodida con el trabajo y el dinero. Pero acabo de leer este ritual, solo eso me lleno de paz, no se mientras lo leia, parecia como un alguien me pasara una pluma por el cuerpo, una sensacion muy rara!!! Quiero hacerlo!!! Puedo hacer los dos o solo el de navidad??? Mil gracias por este espacio!!! Me encanto y me gusta tu sibceridad y tus palabras!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola emece, si mientras lo leías, has tenido esa sensación, te recomiendo que lo hagas y dejes el abrecaminos para el mes que viene, si no se está muy hábil con los rituales es preferible hacer solo uno y que salga superbien, hay veces que al hacer dos, las peticiones se cruzan y se producen bloqueos y no conseguimos ni uno ni otro, además de empeorar la situación.
    Haz el de Navidad, mejor, ok???
    Feliz Navidad y Feliz Año.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo0:45

    Hola Carmen estoy leyendo este ritual y me llama la atencion que se puede hacer junto con la familia! que chevere,osea que es como un multi ritual ya que no seria para mi sola sino para toda mi familia? otra pregunta no importa que esten presentes niños? tengo uno de dos años, te pregunto porque he leido que tu recomiendas no hacerle rituales a menores de edad,falta mucho para navidad pero te escribo con tiempo para que de tiempo de responderme ya que imagino que para estas fechas estas super ocupada, bueno un saludo Carmen y gracias por todas estas opciones de rituales que ofreces.saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo, si, este ritual se puede hacer con toda la familia y también pueden estar los niños presentes si así lo deseas, es un ritual con mucha energía positiva y los niños representan la ilusión, es como si fuera el ritual de cumpleaños en el que le decimos a los niños que pidan un deseo antes soplar las velas.
      No te preocupes.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Anónimo4:39

    hola anonimo yo si tengo fe en los rituales y si me dan resultado gracias dios te vendiga

    ResponderEliminar
  5. Anónimo14:21

    hola carmen, ya he hecho el ritual ven a mi este mes. acabo de ver el de navidad. no se si puedo hacerlo tambien. gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo, los rituales que son indicados para fechas especiales se pueden hacer aunque se haya realizado otro en el mismo mes.
      A mi personalmente no me gusta hacerlo así para no desequilibrar las energías, pero se que se pueden hacer.
      Un saludo.

      Eliminar