10/5/16

CÓMO LIMPIAR UN OBJETO MALDITO



Puede ser que hayas comprado un objeto en un anticuario o lo hayas heredado; y sientes que desde que tienes ese objeto las cosas no van bien y temes que pueda estar cargado con la energía del anterior dueño y te esté afectando de manera negativa.

Si el objeto es pequeño y se puede mojar, debes poner en un recipiente agua y  Sal Negra (sal de las brujas)  y sumergir el objeto.
  
Si el objeto no se puede sumergir, en la misma mezcla de agua y sal negra, moja un trapo de algodón y de color blanco y muy escurrido y limpias el objeto.

Una vez limpio lo expones al humo de incienso de ruda o sándalo.

 Así la maldición será quitada y el objeto estará purificado de nuevo.

  Si el hechizo es más fuerte, puede que tengas que averiguar cómo ha sido hecha esa maldición y preparar un rompe-trabajos si es necesario, con rituales diseñados específicamente para eliminar los efectos de la maldición. 

Otra manera de limpiar el objeto es poniendo sobre él una moneda de cobre, dado que el cobre tiene la capacidad para conducir las fuerzas negativas desviándolas y devolverlos a un estado de equilibrio, espolvorear con sal, tanto la moneda y el objeto maldito.

 Si hay un espíritu maligno que se aferra en el objeto, un rompe-trabajos o mediante la destrucción del objeto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario