21/2/17

EL LIBRE ALBEDRÍO Y LA MAGIA


Cuando nos encarnamos en la tierra, firmamos un contrato divino.
 Nuestros Guías y Ángeles están siempre con nosotros, Si. Nos miran, nos guían, nos protegen… Sin embargo, hay una cosa que no pueden hacer sin nuestro permiso que es interferir en nuestro Libre Albedrío.

Cuando sientes que estás abajo y mirando hacia el camino que no te pertenece como puede ser el pasado… querer ser como otra persona… superar a un amigo o familiar… etc. te estarás encaminando hacia la autodestrucción. Ya sea mediante tu diálogo interno negativo, la ira e incluso hay quienes llegan a usar diferentes sustancias destructivas, que en un momento determinado les hace sentirse bien. Todo eso lleva a que todavía la persona se sienta más perdida, porque estando en esa vibración tan baja nada parece que lo pueda sacar de ahí.
 Pero hay algo que se puede hacer, si, aunque para algunos se necesite práctica y liberación del ego que es pedir ayuda.

 No hay nada que los seres divinos no puedan hacer.

Si se trata de ayudar en la protección, fuerza, iniciar o hacer crecer un negocio, auto-ayuda, curación o cualquier otra cosa, todo lo que tienes que hacer es preguntar. Una vez que pides ayuda divina, se abren las puertas hacia tus Guías y Ángeles para intervenir y trabajar su Magia en ti.
Cuando se trata de lanzamientos de hechizos o energía de curación en los demás, se debería tener el permiso de la persona, que permitiera realizar un hechizo o un trabajo de energía sobre ella. Porque así estaría abriendo la puerta y permitiendo que ocurra el cambio, creer en la magia y confiar en la energía positiva. Pero si duda y está obcecada en sus costumbres, no sólo puede ser que otros no les ayuden, es que además, sus propios Guías Divinos no podrán intervenir.
Este suele ser el problema, en muchas de las peticiones que se hacen en la Magia. Por ejemplo, hay gente que quiere lanzar un hechizo para hacerse rico, millonario… y lo que piden es que les toque la lotería (no busques en mi Blog un hechizo para que te toque la lotería, porque no lo hay) y lo que ocurre son dos posibles problemas. En el mejor de los casos te toca el reintegro y te quedas como estás, pero al pedir que te toque la lotería, tu vibración te está diciendo que eres merecedor de vivir en la escasez, ya que crees que la única manera posible de tener dinero es con la lotería y lo que es peor aún, es que le estás diciendo a tus Ángeles Guías que son incapaces de sacarte de esa espiral de necesidad económica y que no confías en ellos. Porque si confiaras les pedirías soluciones económicas o dinero e incluso riqueza, porque ellos ya saben por donde te la tienen que enviar y a eso se le llamaría FE en Dios, Tu Ángeles guías, Universo, tu Ser Superior, pero de no tener esa FE, seguirás haciendo hechizos para que te toque la lotería y te cansarás de hacerlos.
 Porque si no vibras en la frecuencia adecuada y no tienes Fe (el ingrediente principal en un hechizo) como resultado obtendrás… 10€ como premio… porque has impedido liberarte del miedo e impides permitir que tus deseos fluyan hacia ti, porque seguirás persiguiendo tu objetivo, pero te costará conseguirlo mientras sigas vibrando en esa frecuencia negativa.
He puesto el ejemplo de la lotería, pero igualmente pasaría en otro tipo de peticiones.
 Cuando trabajes en un hechizo mantén la intención en tu corazón, la de atraer lo que necesitas, pero sin enfocarlo en una persona en particular, ni ningún otro medio, solo pide y siéntete merecedor de lo que estás pidiendo. Ten en cuenta que el amor propio es importante para atraer lo que sientes que te mereces, porque todo comienza desde dentro.
Con la Ley del Libre Albedrío es importante recordar que se puede lanzar cualquier hechizo que queramos, pero esto incluye la magia oscura o maldiciones sobre los demás. 
Si lanzas una maldición sobre otra persona o pides algo que va en contra de su voluntad no sólo vas a poner en marcha la Ley Causa y Efecto, si no, que vas a generar resultados similares en ti, aunque muchas personas no son conscientes de ello, o creen que eso no les va a afectar. Pero lo crean o no, en la Ley Causa y Efecto no es una creencia. 

La Ley Causa y Efecto es una realidad, es que es así y ya está. Si no respetas esa Ley, entrarás en una espiral que te llevará hacia abajo y luego te costará salir, por lo que estás haciendo, sin pedir ayuda a tus Guías o Ángeles para que te purifiquen y te liberen de esas acciones y además vas a comenzar, literalmente, a atraer todas las cosas “malas” y vas a ver todo negativo (cuantas personas conoces que lo ven todo negativo???) Si tienen un resfriado, van a echarle la culpa a una maldición o si son despedido de su trabajo, si su pareja rompe la relación… y dirán que todo es causa de una brujería, y así sucesivamente. Este es un efecto bola de nieve de vibración baja que come la felicidad, la salud y la abundancia. 

Si vibras en un nivel positivo, en relación constante con la Fuente/Dios, a través de la Mente, Cuerpo y Espíritu, naturalmente, evitarás atraer tal negatividad y disfrutarás de la Felicidad.

Todos tenemos el poder de Libre Albedrío, sin embargo el ego nos impide pedir ayuda, crea obstáculos cuando los obstáculos no siempre son necesarios. Si se practica diariamente una vibración positiva se pediría ayuda cuando se tiene un problema ya sea grande o pequeño a la Fuente Divina. Y podrás llegar ha hacer una vida mucho más simple y permitirás que la Magia de la Abundancia, salud, dinero y amor, fluya libremente hacia tu vida. 

 El estrés comenzará a desaparecer y te centrarás en la belleza de la Magia, si, esa que TODOS llevamos dentro.