19/2/17

LA MAGIA DE LAS RESINAS

La Manera tradicional de quemar incienso viene desde hace años, ya que antiguamente se cosechaban las resinas naturales de árboles y plantas para quemarla sobre carbones calientes, liberando sus propiedades holísticas y metafísicas para ayudar en la curación y el avance espiritual. 

Estas resinas se utilizan como una ofrenda a la entidad a la que se invoca durante un ritual o ceremonia. A día de hoy la iglesia católica sigue quemando incienso y mirra para ayudar a limpiar y santificar la iglesia antes de comenzar en la ceremonia.

 Quemar una sola resina ya eficaz por si misma y de gran alcance, pero cuando se mezclan entre si o con algunas hierbas, es cuando la verdadera magia ocurre.

  Algunas resinas están más asociadas a la purificación y limpieza, mientras que otras son mejores para trabajar con la meditación y la adivinación. 
Cuando se mezclan estos dos aspectos juntos, se consigue una poderosa mezcla que va a funcionar como una herramienta espiritual para ayudar en una meditación profunda y segura, ayudando a mantener todas las distracciones y la negatividad alejadas.
 El aroma natural también tiende a provocar ciertos pensamientos, emociones o incluso recuerdos, ya que el humo mueve estas vibraciones a los cielos. 
Este es el poder de combinar los frutos mágicos que nuestra hermosa naturaleza nos ofrece.

 Mirra:

Protección.
Meditación.
Limpieza de personas y lugares.
Potencia los rituales.
Contra el mal de ojo, los hechizos y la brujería.
Aleja energías negativas y malos espíritus.

 Copal:

Enciende la luz interior del ser humano. 
Abrir Caminos.

Benjuí y Estoraque:

Purificación.
Prosperidad.
Paz.
Favorece la prosperidad material y comercial.
Estimula la creatividad empresarial.
Desarrolla las cualidades intelectuales.
Aumenta la comprensión.
Desarrolla la intuición.
Ayuda a la estabilidad emocional.
Para defenderse de la brujería y los hechizos.

Incienso puro u Olíbano:

 Purificación.
Protección.
Limpia el ambiente de energías negativas.
Promueve y acelera los estados de meditación.
Nos conecta con las vibraciones altas.
Otorga energía personal.
Muy adecuado para rituales de adoración y evolución.

Sangre de Dragon:

 Aleja la negatividad.
 Nos hace más fuertes.
 Romper maleficios.

Ámbar:

Prosperidad.
Mejora las situaciones en general.
Cambia las energías negativas por positivas.
Para conseguir serenidad.
Potencia la atracción de la persona que deseamos y asegura su fidelidad.
Elimina obstáculos, roces, resentimientos y rencores de las personas con las que convivimos.

Gálbano:

Afrodisíaco.
Útil cuando queremos atraer al ser amado.
Para dominar en el amor.
Muy apropiado como estimulante en general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario